Derry Girls y la importancia de lo incómodo

¿Cómo estáis Cuervos?

Hoy os traigo la reseña de una serie súper especial: Derry Girls. Vi el primer capítulo una noche con una amiga y ese mismo fin de semana había terminado la serie. Corta, fresca y sobretodo una serie tremendamente divertida.

La serie sigue a un grupo de cuatro amigas irlandesas y el quinto en discordia (James, británico) durante su adolescencia en los 90 en el pueblo de Derry, Irlanda. La serie muestra talentos frescos como el de su protagonista Saoirse-Monica Jackson, quien le da vida a Erin la cabecilla del grupo y otros que podemos disfrutar en otras series, como Nicola Coughlan a quién podéis ver en la aclamada Bridgerton. El hecho de tener talento fresco y lo más importante, adolescentes que parecen adolescentes, da a la serie mucha realidad y cercanía, y la representación correcta de lo que se ve en pantalla.

Y es que si algo tiene Derry Girls es que es cercano a dos generaciones de adolescentes y adultos jóvenes: los que pasaron los 90 y los de ahora. Igual más de uno se ve reflejado en la trama de los conciertos de los Take That y nosotros nos vemos reflejados porque podemos extrapolarlo a nosotros sin que pierda el sentido. No son tramas de sexo en los baños de los institutos o problemas en casa que se vuelven violentos. Son tramas mundanas, y ahí es donde reside la magia, en esa incomodidad adolescente que presentan.

Y esa incomodidad es terriblemente importante. No todos hemos sido el chico guay y guaperas del insti, algunos han sido el rarito al final de la clase que se creía guay y no le importaba. Y mostrar eso es vital. Mostrar los desengaños amorosos, la sexualidad, lo que implica crecer en un pueblo pequeño y pensar que se te queda pequeño, … desde los ojos de un grupo de amigos que son de todo menos los guays del insti, desde los ojos de cuatro personas tan diferentes y a la vez tan cercanas. Desde la comedia pero también desde la ternura y la inocencia.

Esa manera de contar las cosas y unos personajes tan bien construidos (podría mencionar a gente en especial pero me parecen todos tan brillantes que sería un despropósito), hacen de ella una serie prácticamente imprescindible: a los adolescentes de ahora para que vean que no hace falta tener una adolescencia llena de rarezas y aventuras fuera de serie para que sea memorable, y a los adultos para un buen viaje a su adolescencia. No dejéis a las chicas de Derry enterradas en vuestras cuentas de Netflix y dadles un vistazo, que no os vais a arrepentir. ¡Ah! Y atentos que pronto se estrena la tercera temporada.

Berts.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s