El mal se encuentra presente por todas partes… LA CONJURA DE LAS SOMBRAS I. LA HERMANDAD OSCURA

Título: La conjura de las sombras I. La hermandad oscura
► Autor: G. W. March

► Año de publicación: 2019
► Editorial: Caligrama
► Páginas: 470

El Mal no descansa.

El día que Galahad MacDermott, un chico de trece años, se niega a cumplir con el ritual de iniciación de la banda de los Tiburones, solo consigue librarse de sus antiguos camaradas gracias al auxilio de unos desconocidos. Sin embargo, a partir de entonces se verá envuelto en una serie de sucesos que culminarán con el hallazgo del cadáver de una joven con un extraño símbolo grabado en la frente.

Mientras el inspector Tom McCormick toma las riendas de la investigación, Galahad tratará de rehacer su vida en compañía de sus nuevos amigos, sin saber que está a punto de entrar a formar parte de una peligrosa secta, una orden que rinde culto a las fuerzas de la oscuridad y cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos:

«Al ponerse el sol, surgen de las sombras para sumirte en el caos y arrastrarte a las tinieblas. Puedes correr, gritar, huir… Tratar de esconderte o buscar ayuda, pero no intentes detenerlos. Porque el Mal no descansa. Y nadie lo puede vencer…»


Queridos Cuervos…

Hoy os traigo una reseña muy especial, ya que contamos con nuestra primera colaboración. Antes que nada dar gracias a G. W. March, por confiar en mí y ofrecerme unos instantes para sumergirme en su historia y en sus más profundos pensamientos…

Pero vayamos a por lo importante. La conjura de las sombras es la primera parte de lo que creo que va a ser una pentalogía. Es decir, que hay historia para rato.

Nos encontramos ante una historia de fantasía urbana juvenil. Los personajes están muy bien desarrollados, junto con su evolución a lo largo de la trama, a excepción de algunos puntos que comentaré más adelante. Uno de los puntos fuertes son las diferentes críticas sociales que envuelven a las acciones de los protagonistas, el entorno que les rodea y lo que se encuentran obligados a hacer.

También me ha impresionado la cantidad de información que el escritor ha conseguido recabar, ya que se palpa que ha habido un gran esfuerzo y dedicación en el trabajo.

Los capítulos son cortos y amenos, con lo que es muy fácil seguir leyendo un capítulo más, sin darte cuenta de que el libro está a punto de terminar.

El autor nos sorprenderá con el transcurso de las páginas añadiendo a la historia elementos mitológicos y leyendas escocesas, dándonos información sobre los druidas y sus ancestrales rituales, y los mezclará con la trama de nuestro joven protagonista, Galahad.

Por la lectura de la sinopsis, parece ser que la investigación policial tendrá un gran punto fuerte en la novela, pero los sucesos que le ocurrirán a Tom McCormick son muy secundarios y casi carentes de importancia en la historia, tienen muy poco peso.

Uno de los problemas del libro hasta bien la mitad, es que el autor se recrea mucho, demasiado, en descripciones y detalles que no son para nada esenciales ni importantes, con lo que consigue hacerte desconectar de pleno de la historia.

Y otro de los puntos que me ha dejado algo “alocado”, sería algunas de las acciones de Galahad. Nuestro joven protagonista, después de sufrir ciertos incidentes dramáticos a lo largo de la novela (no haré spoilers), actúa como si no hubiera pasado nada. Como si fuese un suceso de lo más normal. Ajeno a las dolencias y sentimientos que eso puede acarrear. Así que le veo dos posibles situaciones, o que hay una deficiencia por parte del autor al darle realismo a las situaciones en concreto, o el joven no tiene sentimientos de ninguna clase, con principios psicóticos, que hacen que sea así…

El final de la novela es algo desconcertante, ya que abre directamente al mundo que el escritor ha preparado para el lector y no entendemos realmente que está sucediendo. Eso quiere decir que lo que nos está deparando en las siguientes entregas es mucho más grande que lo acabamos por leer y que las aventuras de nuestros jóvenes no acaba sino de empezar.

Dos grandes facciones están luchando. El bien y el mal. Siempre ha sido así. Y siempre lo será. Ambas tratan de gobernar un gran poder, un gran secreto. Y parece ser que Galahad se encuentra en medio de esta encarnizada batalla. ¿Podrás ayudarle a encontrar la verdad y salvar al mundo de su destrucción? El mal no descansa

Puntuación: 3 de 5 estrellas.

Un comentario

  1. Muchas gracias por tu estupenda reseña. Creo que has hecho una lectura muy interesante, sintetizando en unas pocas líneas lo que consideras la esencia de La hermandad oscura; una novela crossover que, como tú mismo señalas, no es solo fantasía urbana y misterio, sino que también incluye una gran carga de reflexión y crítica social. Solo aclarar un par de detalles: el primero, que, al ser este libro una introducción a la saga, es necesario presentar elementos que, aunque no enganchen directamente, si serán necesarios para poder interpretar lo que vendrá después. El segundo: que has confundido el deseo de venganza y la fase de shock (reacción de aturdimiento, negación, incredulidad, etc…) de las primeras horas del duelo con la psicopatía (en tu reseña hablas de «principios psicóticos», pero, dado que la psicosis no tiene nada que ver con la pérdida de sentimientos y sí con la desvinculación de la realidad, creo que más bien estás intentando referirte al perfil del psicópata, o personas con «sensibilidad dura»).
    Por lo demás, tengo que decir que la reseña está genial y muy currada.
    Gracias de nuevo, Iván, por tu comentario, y espero que podamos seguir colaborando en el futuro.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s